jueves, 18 de junio de 2015

Gracias por todo, me voy para no irme



Veo una gran confusión. Cuando es relativamente fácil (y perdón por el reduccionismo) salirse de ella.
Hay que hacer lo que uno siente.

Entiendo que hicieron números y las cosas se acomodarían según esos números en relación al nuevo organigrama que le trazaron a la jefa del movimiento y esta lo aplicó con reacomodamiento de cargos para que de esa forma los números cierren con el nuevo puesto asignado a cada personaje que antes tentaba por otros cargos. Y antes aún por otros.

Pero el pequeño detalle es que esos personajes son seres humanos.
Y desde este movimiento se ha dicho infinidad de veces que la política cierra con los seres humanos adentro.

Y destratar a la gente, moverla de aquí para allá como si fueran muñequitos está reñido de plano con esa mirada humanizante de la cosa.
Y afuera esto se ve si es que ahora nos hemos vuelto tan pragmáticos por considerar a tal punto el afuera.

Y el destrato trae consecuencias sobre las que no deberían suponer semejante asombro teñido de arrogancia que han desplegado los nuevos sciolistas sobre los nuevos randazzistas.

Si quieren algo seguro les digo; bajen ya esas categorías, no existe tal cosa.
No hay sciolistas y no hay randazzistas.
No pretendan en ánimo de criticar una reacción que no se acomoda a enfilarse automáticamente detrás de la magia de la numerología positiva que se impuso como dogma en Olivos, acusar de randazzistas disolventes y separatistas a quienes simplemente se sintieron -como es lógico, ya que van por la lógica- mal-tra-ta-dos.

Qué parte de una película tan simple no se ve?

Es sencillo, hay una parte de la militancia fervorosa a la que le pincharon el fervor. Y ahora exigen que lo tengan?
A ver muchachos, quieren inventar que tengamos un sentimiento que no se puede tener?
Pero qué es esto; el "mundo feliz" de Huxley?
No se puede tocar un botoncito y experimentar con ello el ser feliz.
Así no funciona para el humano.
El humano es un bicho huidizo, se escapa a las categorizaciones con fórceps.

Hay gente que no siente militar por Scioli.
Entre ellos les cuento; Hebe de Bonafini, todo un símbolo nuestro.
Que les cuento ya anunció que no va a votar por Scioli.
Y que van a hacer? La van a acusar a Hebe de tibia?
Van a burlarse como se burlan de quienes no nos bancamos esta movida porque nos agarró un ataque de "republicanismo"?
Bajen de la soberbia, muchachos;
esto fue un juego que la conducción lanzó y cuando nos disponíamos a jugarlo después de haber militado mucho por ello, lo cortan y nos dicen que así lo hacen por "consenso interno".
Del famoso "consenso" digo, se hubieran acordado antes, porque aquí el "diálogo" del consenso habrá sido entre los popes pero de ninguna manera entre las bases.
Yo sí voy a votar por Scioli, quédense tranquilos, pero haciendo de cuenta que no está en la boleta. Es decir; mi verdadero voto será por el Frente para Victoria. Y es porque somos muchos los que conscientes de que enfrente está la bestia negra, lo haremos sin dudas.

De manera que y siguiendo esa línea, no votaré en las PASO porque las PASO nos la robaron. Y es mi pequeño gesto de rebelión o como quieran llamarlo.
Sí votaré FpV en la general.

Y si ese robo de las PASO dicen fue consensuado con punteros, intendentes, gobernadores y la mar en coche ya demostró muchas veces esa mar en coche que no entienden un pomo a la vela de muchas cosas. Por más que estén en la situación en la que están.
Escucharon, digo, al espectro todo de la militancia?
No me digan que no se vieron venir la que se vino, el quilombo interno este que estamos viviendo. Porque entonces van a confirmar que no entienden un pomo acerca de que la gente "siente" cosas. Y que esas cosas que la gente siente no se pueden arreglar, maquillar superestructuralmente.

Adónde quedó eso de bajar al llano, al hombre de a pie para ver de que va lo que siente?
Mucho despacho de funcionario, silla principal de unidad básica para qué muchachos? Salgan a tomar aire y hablen, escuchen, intercambien.
Eso no se hace solo para la foto cuando se va a tocar timbre en campaña.
Eso es registro de situación y les doy una noticia: han carecido de tal.

Así es que no voy a militar por ese tipo que sin embargo voy a votar. Porque antes que nada habré de votar al Frente para la Victoria.
No voy a militar por alguien que nunca militó con nosotros.
Y saben por qué nunca lo hizo?
Porque no lo siente.
El siente otras cosas.
Otras cosas que nosotros que hemos militado de corazón no sentimos.

Cómo se les puede ocurrir señalarnos como divisionistas levantando el afiche de un tipo que tanteó concretamente el divisionismo hace dos años, cuando las papas electorales quemaban?
Y si no se decidió es porque es un tibio. Y yo y muchos, no militamos por tibios.

Así era la cosa verdad?: Se es caliente o se es frío, pero nunca tibio. Y esto tiene que ver con la dignidad.
No me voy a poner aquí a analizarlo a Randazzo. El tomó esta actitud y el sabrá.
Las vueltas de la historia son llamativas.
Debía bajarse a la gobernación de la P.B.A. como lo hizo Capitanich a la intendencia de Resistencia y anteponer el movimiento a su personalismo?
Desde un punto de vista puede ser.
Pero al chaqueño las ganas le vinieron solas y lo felicito. A Randazzo lo bajaron de un hondazo y, a ver, para los que critican que yo diga porque no hicieron antes esto de llamar a la unidad;
lo convocaron a una carrera de resistencia y velocidad a la vez. Y cuando estaba por demás embalado, confiado en que en la recta final la ganaba (y había data que empezaba a sustentar esto) lo frenaron de golpe.

Y si la perdía, la perdía y esto demuestra hasta que punto hubiera sido mejor para todos correr esa carrera. Porque todos se hubieran enfilado detrás del ganador porque antes que nada, se reconocía su logro. Y ahí sí se veía con todas las luces encendidas, la mentada unidad y quedaba en todo caso escrachado el que pretendiera eludirla.
Pero este escrache que están haciendo sobre quienes entendemos que esta cosa, mal llevada que nos tiraron por la cabeza a último momento nos parece definitivamente un mamarracho, no les cabe.
No les cabe el papel de patrón de la vereda. La vereda es pública como lo eran las PASO que nos quitaron.
Y que significaban la materialización de eso que anunciaba la jefa el 25 de mayo último con su: "Va a pasar lo que ustedes quieran que pase".
Exactamente la mejor frase que nos llevamos todos de aquella gran reunión, para imaginar el mas acertado de los futuros.

Y ahora pretenden que el tipo hubiera salido silbando, fresquito y perfumado de la reunión de ayer y que haciendo la V con una sonrisa amplia dijera. -"Está todo bien, tengo un corazón privilegiado, me frenaron a mil por hora pero mírenme, estoy hecho un fenómeno y vamos para adelante; con fe y esperanza por el millón de amigos!".
El único que sale del agua seco y del barro limpito aquí es Scioli. Y porque todo parece resbalarle.

Prefiero al humano cuando late su corazón con la pasión que lo embarga y despeina, que quieren que les diga.
  1. Después de un hermoso matrimonio de 12 años, empezamos a dormir espalda contra espalda, cada vez hablábamos menos, acaso me dijiste "vos vas elegir lo que te va a suceder" y resulta que no me diste opciones. Te quiero y lo sabés, pero la cosa se ha puesto espesa. Tus nuevos amigos, empilchados a tono, no me caen bien, encima ni respetan nuestra historia común.
    Me sedujiste, me convenciste con caricias que pasado el tiempo uno ha empezado a extrañar. Creo que lo mejor es que cada uno siga su camino. Seguramente te va a ir fenómeno sin mí y yo volveré a ser derrota, como lo fue siempre, pero que va, mis caprichosas convicciones me lo demandan.
Yo creo que la cosa no va a ser tan así, amigo. No creo para nada que vayamos a un lugar de resignación. Es más, si hasta creo que vamos a volver al mismo lugar donde se habrán de subir bien alto las banderas que ahora vemos bajas y desteñidas por el ocre.
Porque a quien iríamos a llorarle el tango fatal? A Cristina? Cristina tiene un montón de asesores y piensa por si misma.
Bueno, somos un montón los que creemos que en esto, pensó equivocadamente y la asesoraron mal.
Todos nos equivocamos.
Lo voy a repetir otra vez porque ahora parece que también apareció una horda que indica que la jefa nunca se equivoca.
Todos nos equivocamos, y así es como en esas generales de la ley, todos absolutamente todos entramos.
Y esto, estoy convencido, fue un error. Y como todo error se paga. Y se pagará por un rato largo.

El kirchnerismo tentó un frente de centro-izquierda con la transversalidad del 2007.
En el 2008 le tiraron un golpe de Estado por la cabeza y tuvo que refugiarse en el peronismo para aguantar los trapos.
Pero muchísima gente que se arrimó para bancar la movida no es peronista. Y es mucha.
Hasta podemos decir que es centroizquierdista. Y entre ellas había quienes desconfiaban de aquella transversalidad.
Y a la vez hubo muchos peronistas que se fueron para pasarse al bando "del campo y de Clarín".

Muy curioso todo esto cuando los que nos acusan hoy de no amucharnos detrás de Scioli lo hacen con el peronómetro en mano y están espantando con ello a aquella gente no peronista que se arrimó para aguantar los trapos.
Les doy un consejo, aunque yo consejos no doy como diría Moris; entiendan a esa gente que hoy se siente muy mal por todo esto que acaba de ocurrir.
Bajen el dedito soberbio y hasta burlón cuando les recomiendan a toda esa gente que vayan a llorar al Frepaso, al partido de Carrió o cosa por el estilo y piensen por un momento que pueden estar jugando con fuego cuando de lo que aquí se trata es de recrear mayorías.

No olvidemos jamás que la gran política se trata de eso necesariamente; recrear mayorías. Y se las recrea alentándolas desde lo mejor de cada quien, no agitando lo peor de cada parte, que es lo que estamos viendo en esta fractura que, hay que decirlo con todas las letras: ya se produjo.
Como singularmente no tuve una formación ni pro ni antiperonista (soy en eso un caso curioso), donde mi viejo se ocupó de mostrarme lo mejor del peronismo y también lo que no le gustaba, no me siento ni de un lado ni del otro de esta fractura.

Ni comulgo con este ataque de arrogancia de los que indican: -"Siga a la jefa y cállese la boca, carajo". Ni con los que se van a llorar a la iglesia y ni hablemos si a algunos de ellos se les puede ocurrir ponerse el traje espasmódico del arrepentido. Vade retro!, qué peor figura que esa.
Pero no siento acompañar esta movida detrás de un tipo que ni abrió la boca frente a los cuatro sabotajes ferroviarios quizás porque era su competidor quien los soportaba.
Aunque ni creo que haya sido por eso. Creo que de tibio nomás que es no lo hizo. Como no estuvo en tantas otras. "Estuvo en todas", dicen. Sí, pero con su foto. Su cuerpito con alma no estaba. No lo hemos registrado.
He incluso hay que decir que en unas cuantas jodidas que hemos tenido que bancar, su foto sonriente estaba aplicada en su cuerpito brindando en alguno de esos eventos que suele armar la contra.
Nosotros bancando aquí las embestidas de ellos. Y él brindando allá con ellos.
Tan pero tan tibio es que ni dan ganas de levantar su bandera naranjo ocre celeste y blanca.

Disculpen si les cae mal pero no soy mas que uno y militantes hay un montón.
Y hay un montón de pibes con enormes ganas y que salen a hacer la calle como nadie.
Espero por ellos que no los venza esta desazón. Lo cual sería un golpe brutal a lo mejor de la política, que de así ser, ojo! Miren bien quien se los está propinando antes de levantar el frecuente dedito acusador de los últimos días.

Dejé de militar hace tiempo en el humanismo pero jamás me arrepentí.
Jamás dejé de reconocer a un tipo al que tuve el placer de conocer y compartir charlas. Un tipo que se fue de este mundo con dignidad. Más o menos y se las hago corta, el Negro Silo hizo todo lo contrario a lo que hizo Lanata padeciendo la misma enfermedad.
No buscó afanosamente dinero vendiendo sus convicciones para garparse el tratamiento y lo demás. Las mantuvo en alto y se marchó con una amplia sonrisa. Luego fue velado en la casa donde vivió desde chico. Y declaró antes de irse algo más o menos así: -"Cómo pretenden que me resigno con esto a la muerte si yo no creo en ella? Yo creo en la vida".

Dejo de militar en el Frente para la Victoria hoy y no solo nunca me arrepentiré de haber militado si no que me llevo los mejores recuerdos de esta militancia. Horas, épicas, reuniones donde conocí a tantos compañeros formidables...
Y lo hicimos sosteniendo a la mejor presidenta que yo haya visto gobernar este país en mis cincuenta y siete años de vida.

Y siempre diré lo mismo. Lo mismo que dije ayer y lo mismo que digo hoy: "Viva el Frente para la Victoria"! Y que logre mantenerse superando toda adversidad en lo más alto.
Y esta de hoy es una adversidad, una instancia crítica y de las peores, donde se registra inevitablemente la fractura interna. Que la hay y va a traer consecuencias. Lo cual implica una gran pena.

Cuando adolescente tuve vivencia de la política en un clima de mucha efervescencia, y mucha virulencia. Eran los años bravos.
Mis amigos eran mayormente peronistas. Siempre estuve rodeado de peronistas. Siempre busqué consejo político y explicaciones entre los peronistas. Siempre; en esa época, cuando Alfonsín, cuando Menem... fue así.
Por supuesto que conversaba con gente de todos los palos, porque siempre fui muy curioso. Pero con los peronistas me sentía y me llevaba mejor.
Nunca, jamás me preguntaron ni antes ni ahora porque no me decía a mi mismo: peronista.
Y esto era muy simple para mi y se lo explicaba a quien no me preguntaba (porque nunca lo hicieron.)
Lo curioso es que nunca un peronista a quien se lo expliqué me cuestionó ni me contradijo.

Cuando sos adolescente, como lo son hoy tantos chicos de La Cámpora, estás confiado, deslumbrado y así como lo estás podés caer rápidamente en la desconfianza y la desazón. Y esto es porque la emoción se antepone, porque en esos momentos tu corazón vibra. El pecho se infla y vas por el ideal.
De manera que no puede venir un especulador, un transa o un traidor a pretender darte consejos.
Y en el peronismo vi muchos de esos, que tomados como garrapatas de sus puestitos pretenden mirarte de arriba para aleccionarte acerca de "como son las cosas".
Pero no se asusten, de esos hay en todos lados. Y sabemos que ese "todos" es todos.

Yo vi a esa edad tan sensible en una época tan jodida de nuestro país en lo político y social:
ingresar a Bienestar Social a López Rega,
a la gobernación de la Provincia de Buenos Aires a Victorio Calabró,
a Economía a Ricardo Zinn a hacer el ajuste,
y a la Rosada a Isabelita.
Qué es lo que me van a contar pretendiendo medirme, peronómetro en mano? Yo viví y padecí la Triple A.
Y así y todo, siempre quise al peronismo. Porque es la más genuina expresión del Movimiento Nacional y Popular. Donde siempre estuvo, está y estará mi corazón. Aquí y en la Patria Grande que lo está haciendo latir.

El peronómetro indica que uno debe fumarse cualquier cosa?
Sí ya se; Scioli-Zannini no es Bidegain-Calabró.
Pero estos no son los furibundos setenta tampoco.
A ver; Bidegain era el que iba adelante en la fórmula y se lo fumaron en pipa y ahora me quieren convencer de que el que va detrás es el que manda o dirige?
Es una comparación odiosa, claro; no significa gran cosa pero los vicepresidentes no lo han significado tampoco en un sistema como el nuestro hiper-presidencialista.

Si Cristina será finalmente la que habrá de conducir y mandar, yo les digo que esto lo condujo mal. Si la cosa era ir con lista de unidad, se decía de movida y listo. Y si iba Scioli al frente de esa lista, se rumiaba y veríamos. Y finalmente, íbamos a ir. Pero de ninguna manera se hubiera provocado el quilombo que con esta decisión de último momento se produjo. Que no es como nos pretenden vender; "una jugada magistral".
Más bien digo, por todo lo contrario, que es lisa y llanamente una porquería.
Si todo se reduce a que no se quería una tapa de Clarín pos-PASO que dijera: "Macri se impuso en las PASO" porque 30 es más que 20 y que 17 (supongamos)... que sin embargo suman 37... por ejemplo,
estamos en presencia de la subestimación más patética que ha podido hacerse del pueblo argentino.
Y quien haya llegado a semejante conclusión es un pelotudo importante.
Y solo es importante porque está en un sitio de gran influencia para la presidenta.

Me extraña en vos Cristina, como me extrañó la torpe carta que escribiste cuando la muerte de Nisman. Entiendo que estabas mal en semejante momento y no era para menos y te salió así.
Pero ahora, cuando todos dicen que estás en tu mejor momento, yendote como nadie se fue antes, con semejante aceptación y reconocimiento... cómo se te puede ocurrir semejante torpeza?
Sos la mejor. Siempre lo dije y lo seguiré diciendo. Pero en esta no acompaño.

Un abrazo enorme a toda la militancia. Esa de la unidad, la del rostro fresco, alegre, vivaz. Como debe ser para semejante movimiento como es el Frente para la Victoria. Ese que va a dejar huella y de la profunda en la historia.
El de los días felices, el de la épica genial.
Esa que me permitió conocer tantos compañeros valiosos, muchos de los cuales seguiré seguramente viendo.
Y con los que seguiré relacionándome, esos días que tenga esas ganas, desde aquí, donde ya subí algunos post. Todos -por ejemplo- los que implicaron trazar una mirada sobre esta interna que no fue. Seis post sobre una interna que no fue.

Y bueno, así son las cosas. Desde el Espacio Huinca, que integro, veremos entonces de ponernos en contacto cada tanto. Dejo este blog que creo fue interesante. Hubo debate, los amigos pudieron expresarse a sus anchas. Fue intenso, fue despliegue de ideas, fue bizarro, fue tumultuoso, fue oportuno, fue salvaje, fue inoportuno. Y fue como quise que fuera: fue de todos.

Lo hicimos entre todos, como siempre es bueno hacer estas cosas, para responder a un colectivo mayor; el que se juega por el país, nada menos, que también hacemos entre todos.
Desde ahora, con muchos de nosotros corridos de escena.

El tema es que este blog fue abierto para compartir puntos vistas, opiniones, descargas, análisis, pero fundamentalmente para hacer militancia.
Desde el lugar más despojado, ya que nunca nadie nos bajó letra, ni siquiera la más mínima sugerencia. Porque lo hice solo, con los amigos que aquí siempre vinieron. Y es así que hoy lo dejo solo, con los amigos que aquí siempre vinieron.

Si muchos se van a correr también, pero lo van a hacer -como ya lo están haciendo- rumiando bronca, les digo; está bien, no es para menos, pero que se pase pronto porque el resentimiento (que es lo que siempre espera agazapado, al final de haber tomado ese camino) siempre es mal consejero.
Anula la vida misma, miren si será mal consejero.
Cuando lo que debe prevalecer es vida. Es eso de sentirse vivo que no solo no es poco sino que es tanto.

Cuando se aflojen las tensiones llegará un momento de repensar las cosas. Si nos van a reprochar que justo ahora cuando hay que pelearla contra la bestia neoliberal no es momento de bajarse del barco, les digo:
muchachos, no somos nosotros quienes forzamos las cosas. Quienes tomaron las decisiones lo hicieron definitivamente mal.

Es así, no nos vengan con ese fardo. Si ustedes se quedan para bancar los trapos los vamos a apoyar, pero háganlo desde un mejor lugar porque no lo están haciendo desde ese buen lugar que exigen.
Nos están juzgando, nos están criticando de manera arrogante y hasta se están burlando, peronómetro en mano. No sean torpes; si van a ir por la causa háganlo desde el mejor lugar.
Son ustedes los que aleccionaron a quienes se atrevieron a caracterizar como siomes a los votantes de Macri. Y ahora, convencidos de que somos los mismos, recargan los mosquetes.
No es así muchachos, no se conformen con eso, degradando a los que nos corremos para sentirse mejores. No es por ahí la cosa.
Hagan lo suyo que nosotros haremos lo nuestro y luego sacaremos conclusiones. Pero nada de reproches, todos somos compañeros, recuerdan?

Nunca hay que olvidar eso. Justamente eso. A nadie se le puede ocurrir pensar que tanto de lo que hicimos juntos fue en vano. Todo lo contrario.
Llévense ese sentimiento para el camino jodido que hoy van a emprender.
Esa sensación de que no vamos a dejar de estar con ustedes de ninguna manera, para sostener lo que entendamos mejor para la causa, mejor para el país.
Pero no pidan que hagamos aquello que no sentimos. Eso sabemos que nunca fue lo mejor. Lo sabemos desde siempre. Seamos buenos.



Dale gracias al ángel,
dale gracias por estar cerca de ti,
es inútil que pretendas brillar con tu historia personal,
recuerda que un guerrero no detiene jamás su marcha.